Colliure

village-cite

Colliure

Camping cerca de Carcasona

Colliure, la perla de la costa rocosa

Esta pequeña ciudad costera con un encanto único en la sublime Costa Bermeja desborda en increíble patrimonio cultural y arquitectónico. Colliure es un antiguo pueblo de pescadores situado a menos de 30 km de la frontera española y anida en una estrecha bahía de la costa rocosa al pie de las montañas. Su pequeño puerto, que está situado en una cala, se ve dominado por la majestuosa silueta de un castillo real del siglo XII. Su sendero redondo ofrece una vista impresionante de toda la bahía. Frente a él, al otro lado de la cala, el campanario de la iglesia de Notre-Dame-des-Anges, antiguo faro en la época medieval, se ha convertido en el emblema de Colliure.   La llamada «perla de la Costa Bermeja! es también famosa por sus anchoas: la pesca y la conservación de la anchoa se practica en el puerto de Colliure desde la Edad Media. En el siglo XIX y principios del XX, toda la economía de la ciudad se basaba en esta especialidad que empleaba a más de 2.000 personas. De hecho, se abrieron treinta talleres de curado en Colliure en la Segunda Guerra Mundial. Actualmente quedan dos. La Casa Roque ofrece visitas a sus talleres durante todo el año.   Conocida también como la «ciudad de los pintores», Colliure ha encantado a varias generaciones de artistas por su pintoresco entorno, sus variados paisajes y su luminosidad única. Es particularmente famosa por haber dejado su huella en el pintor Henri Matisse, líder del fauvismo. Y los artistas siguen apreciándola. La ciudad real de Colliure alberga numerosas galerías y estudios de arte por sus callejones floridos. La Maison du Fauvisme, de visita obligada, acoge exposiciones, conferencias y talleres sobre este movimiento artístico, sus influencias y sus especificidades. La Maison du Fauvisme, céntrica y emblemática en Colliure, es naturalmente el punto de encuentro para las visitas guiadas a la ciudad.